Casa O México, 2017

La casa se conforma a partir de un patio interior y se abre hacia un jardín con el fin de extender las vistas hacia fuera y al mismo tiempo tener privacidad. El patio permite que cada uno de los espacios de la casa tenga ventilación cruzada e iluminación hacia dos costados. De tal manera, cada espacio tiene dos vistas que además se complementan con una serie de terrazas y jardines que entran a la casa en distintos puntos generando terrazas techadas. Esta solución se logra a partir de una volumetría rectangular que da la espalda hacia el norte, donde se ubica una rampa para bajar al sótano de servicio y al estacionamiento, hacia donde se encuentran las ventanas de los baños, cocina, closets y escalera. La mayor parte de la casa se abre hacia una orientación este-sur- oeste, con el fin de tener sol de mañana, sol a lo largo de todo el día, y sol por la tarde y tener las mejores vistas hacia los árboles del sur y la amplitud visual que existe en esta dirección. Otro de los puntos más importantes del proyecto es que desde afuera la
casa pasa completamente desapercibida debido a sus remetimientos y baja altura del bloque central. Esto también hace que el espacio del jardín frontal y del jardín principal se vuelvan más amplios, debido a la baja altura de las fachadas que los delimitan.