Casa Pórtico , 2020

La casa se resuelve en un volumen rectangular donde se agrupan las instalaciones hidrosanitarias en un extremo y cada espacio se abre a un pórtico para dotar con sombra y ventilación cruzada a todos los ámbitos. Las circulaciones no ocupan metros cuadrados de la vivienda, sino que se convierten en un pórtico para fomentar un uso más libre de cada espacio.

Este proyecto da gran relevancia a los espacios abiertos y favorece el fácil crecimiento de la vivienda hacia el extremo del pórtico sin tener que modificar nada del proyecto.

Las instalaciones se resuelven de manera compacta, todas hacia un mismo muro húmedo justo debajo del tinaco, y la solución constructiva se plantea para lograr gran eficiencia y economía de medios.

Al tener un solo volumen rectangular, de 10 metros por 5.20, la casa puede acomodarse en terrenos muy estrechos y adaptarse según la orientación ideal en cada caso. La techumbre con pendiente a dos aguas permite no solo evitar problemas de humedades sino aportar buena sombra a los interiores.