Prototipo de vivienda progresiva , 2020

El Proyecto nace de un módulo de 4m x 4m que se puede ir sumando y genera un sistema fácilmente reproducible que se puede adaptar a diferentes tipos de terreno y condiciones topográficas.

La propuesta se ubica en un terreno hipotético de 15m de largo x 5m de frente y se desarrolla en 53.73 m2 en una primera etapa, contemplando un desarrollo a futuro en planta baja de 37.72m2 que corresponderían a una segunda habitación y un tapanco de 16m2, sumando así un total de 64.9 m2 en ambas etapas de construcción.

La solución propuesta se basa en un volumen lineal formado por 4 módulos que se abren a partir de patios y jardines. La vivienda se abre hacia su frente más largo para tener la mayor exposición de luz natural y ventilación cruzada.

La relevancia de la propuesta estructural radica en su eficiencia y simplicidad. Se propone la creación de una bloque sanitario compacto, es decir, una única zona donde se ubican todas las salidas de agua y conexiones sanitarias para tener un recorrido mínimo de tuberías. El bloque sanitario se ubica justo debajo del tinaco por lo que la agrupación de baño, lavandería, cocina, tinaco y calentador se ubican a una mínima distancia entre sí. Todos los claros son menores a 4 metros y el sistema constructivo se contempla en tabique extruido hueco donde pasarán instalaciones ligadas con trabes de concreto. Se propone una losa de concreto de 15 centímetros y se proponen superficies amplias de tragaluz, ventanas y celosías para contar con eficiencia bioclimática.

Las áreas de cocina, sala, comedor y acceso conforman la parte central del proyecto y se abren hacia un patio interior que separa las zonas sociales de las habitaciones para dar mayor privacidad a estas.